top of page
Nuestra Historia

Acerca de la Familia Pappageorgas

El 19 de enero de 2000, Chris y Lori Pappageorgas recibieron las peores noticias que unos padres podrían recibir del Hospital Stanford. Su hijo mayor, Nick, fue diagnosticado con Fibrosis Quística, una enfermedad terminal. Exactamente un mes después, su hija Melissa también fue diagnosticada con esta enfermedad debilitante. Nick tenía 16 años y Melissa 14. En ese momento, la expectativa de vida promedio para una persona con Fibrosis Quística era de 26 años. La noticia de que las vidas de sus hijos podrían estar más de la mitad terminadas fue devastadora. ¿Cómo podía ser eso?

Después del diagnóstico, tanto Nick como Melissa fueron incluidos en un extenso programa de terapia respiratoria y recibieron varios medicamentos recetados, con la indicación de retomar su rutina regular en casa. Los siguientes años pasaron volando. Nick fue aceptado en la Universidad del Sur de California en Los Ángeles. Al año siguiente, Melissa también fue aceptada en USC, y así fue como se fueron. Ambos se graduaron de USC en 4 años, a pesar de varias estancias hospitalarias en el Centro Médico USC.

Chris y Lori comenzaron a asistir a eventos para recaudar fondos para la Fibrosis Quística mientras sus hijos estaban en la universidad. Comenzaron a escuchar historias de más y más personas con Fibrosis Quística que vivían hasta finales de sus veinte y principios de sus treinta años. Gracias a los tratamientos mejorados y las terapias respiratorias, un gran número de pacientes adolescentes se estaban convirtiendo en la primera población adulta generalizada con Fibrosis Quística. Junto con esta nueva población de adultos jóvenes con Fibrosis Quística surgieron nuevos desafíos y dificultades. Mientras que los niños con Fibrosis Quística tenían varias organizaciones para buscar ayuda, no había programas disponibles para ayudar a un adulto con Fibrosis Quística.

En 2008, Chris y Lori fundaron The Living Breath Foundation, la cual ayudaría a individuos y familias necesitadas. Con Nick y Melissa asesorando a la fundación, crearon varios programas de ayuda para ayudar a los individuos con Fibrosis Quística a combatir los costos diarios exorbitantes causados por la enfermedad. Estos programas incluyen subvenciones de ayuda financiera, becas académicas, paquetes de atención hospitalaria, facturas médicas o equipos médicos, y ayuda para el trasplante doble de pulmón.

 

Ahora en su decimoséptimo año, la Living Breath Foundation tiene el honor de poder ayudar a la comunidad de Fibrosis Quística en California y Arizona. La fundación se enorgullece de colaborar estrechamente con las clínicas de Fibrosis Quística de Stanford, UCSF y USC. La Living Breath Foundation continúa desempeñando un papel vital en mejorar la calidad de vida de los pacientes con Fibrosis Quística a través de estos programas de ayuda.

La familia Pappageorgas en 2015

Declaración de Misión de Living Breath

The Living Breath Foundation es una organización sin fines de lucro creada para ayudar a quienes viven con Fibrosis Quística.

Otorgamos becas a personas calificadas que desean continuar su educación más allá del nivel de la escuela secundaria. También asistimos a individuos y familias con los gastos adicionales asociados con la Fibrosis Quística, que incluyen los altos costos de los medicamentos recetados y el equipo médico. En ciertas situaciones, proporcionamos asistencia financiera a personas que tienen ausencias prolongadas o frecuentes del trabajo.

Además de proporcionar asistencia financiera, The Living Breath Foundation planea desarrollar nuevas e innovadoras formas de crear conciencia sobre la enfermedad y lo que implica vivir con ella.

bottom of page